Visita a El Valle

El Domingo pasado fui con Gloria a visitar nuestros queridos amigos Jorge y Bea a El Valle. No los veía desde el inicio de la pandemia — hace como 7 meses. Cuando llegamos nos recibieron con sus dos hijos, Rafi y Jorge Iván. Qué alegría verlos.

Jorge tenía el pelo larguísimo. Le dije que tenía un parecido a Jesús: alto, flaco y con el pelo hasta los pezones.

Bea estaba muy alegre, como es usual. Nos contaba de la vida en El Valle, cómo le faltaba socializar con gente y lo emocionada que estaba con su trabajo.

Rafi nos hablaba un montón. Está en la época donde se la pasa preguntando: ¿Por qué? Usualmente los padres se aburren de contestarles a sus hijos, pero me encantó como Jorge le respondía todas sus preguntas hasta el infinito.

Jorge Iván ya caminaba. Es impresionante cómo cada vez se parece más a su abuelo — el papá de Bea.

Al llegar nos sentamos a echar cuentos en la terraza. Después de conversar un rato hice una de mis preguntas favoritas a Jorge: ¿Qué nueva guilla o hábitos tienes desde que vives en El Valle por la pandemia? Primero me comentó de su trabajo, que estaba corriendo en la naturaleza, entre otras cosas. Luego, donde realmente se emocionó, fue cuando nos contó del huerto que tiene en el jardín. Su tono de voz incrementaba y reflejaba su emoción hasta que nos preguntó si queríamos ver el huerto. Obviamente dijimos que si y comenzó el tour.

En el tour Jorge iba explicando todos sus experimentos con su gran variedad de resultados. Nos enseñó pimientos, tomates, aguacates, piñas, plantas aromáticas, chayote, hongos, mandarinas, romero, variedades que nunca había escuchado y la composta que usaba como abono. En el trayecto me comí un mangostín de un árbol que fue sembrado hace como 10 años. Este era el primer año de cosecha.

Fuimos a una quebradita que queda en la esquina del terreno de los García. Gloria, Rafi, Jorge Iván y yo nos quitamos los zapatos y metimos nuestros pies descalzos en la corriente de agua fría. El agua era cristalina, vimos varios pescaditos y un pescado enorme que se escondía dentro de un bamboo. Les dije que la quebrada era mi parte favorita del terreno y les di un par de ideas de cómo le podrían dar más uso.

Durante el recorrido le pregunté a Jorge cómo se sentía tener un huerto y me comentó que le ayudaba a “despejar la mente” y que le daba “algo que hacer”. Allí aprovechó para explicarme la filosofía de cómo los humanos necesitamos estar haciendo algo para tener paz mental.

Al finalizar el tour Jorge me comentó sobre su más reciente experimento con semillas de una empresa ubicada en las afueras de Nueva York llamada row7seeds. Aparentemente los vegetales que compramos en el supermercado son optimizados para que duren más tiempo, pero sacrificando sabor. Row7seeds vende semillas que no están optimizadas para durar más tiempo, sino para mejor sabor. Los frutos de estas semillas no son comercialmente viables a grandes escalas porque cuando el fruto está listo para comer duran como 3 a 4 días para que se pudran. Pero, supuestamente el sabor es muy superior. Tendré que probar para creer :).

En las siguientes fotos podrán ver parte del huerto de Jorge en crecimiento:

Esta pandemia ha hecho que conectemos más con la naturaleza. Hay tendencias claras en la sociedad de crecer tu propia comida y tener plantas en casa. He visto muchas empresas nuevas que venden plantas y muchos amig@s con este hobby. Definitivamente es un hobby bonito para incorporar en nuestras vidas. Estás tendencias son visibles en www.meetglimpse.com, que es una compañía que detecta nuevas tendencias. A continuación algunas gráficas sacadas de glimpse que evidencian el fenómeno de crecer tu propia comida:

Después de nuestro recorrido ilustrativo estuvimos un rato conversando con los padres de Jorge, tío Jorge y tía Ana, que los extrañaba un montón. Luego nos metimos a la piscina, jugamos con Rafi y Jorge Iván y terminamos nuestra estadía comiendo unos tacos deliciosos cocinados por tía Ana.

Gracias Gloria, Jorge, Bea, Rafi, Jorge Iván, tío Jorge y tía Ana por las conversaciones y por compartir un hermoso día en El Valle. Espero que se repita pronto.


Gracias a Bea descubrí algo que estaba buscando desde hace mucho tiempo, un resumen de cuando las frutas y vegetales están en temporada en Panamá. Gracias por el tip Bea. Lo pueden encontrar a continuación:

Temporada de frutas y vegetales de Panamá
Temporada de frutas y vegetales de Panamá 2

Suscríbete a mi blog:

Processing…
Success! You're on the list.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments